lunes, 1 de julio de 2013

Nueva Serie

El principio de Autoridad es una característica de dominio para todos los creyentes en Cristo, en el principio cuando Dios creo a Adán y Eva fue uno de los privilegios que Dios les entrego. Sin embargo es necesario no solo alegrarnos por este regalo que Dios nos da, sino que debe ser de  gran importancia para nosotros el saber cómo podremos mantenernos en un nivel de autoridad desde la perspectiva bíblica. 

Nuestra autoridad ha sido devuelta a través de Cristo. Nuestra autoridad será plena si se ajusta a Dios y a su palabra. Nuestra autoridad va en aumento cuando aprendemos a someternos en los tres niveles trascendentes de un creyente: Dios y su palabra, nuestras autoridades y con cada creyente.  Autoridad es sinónimo de sumisión. Quiero invitarte a disfrutar de nuestra Nueva Serie.