jueves, 23 de mayo de 2013

Nueva Serie


Como personas cada uno de nosotros estamos expuestos a afrontar diversas experiencias y situaciones en nuestra vida, pero la forma como enfrentamos estas circunstancias nos harán saber si vivimos alineando nuestras vidas al Propósito Divino o simplemente vivimos teniendo como base nuestros propósitos humanos y personales.
No es malo elaborar y buscar alcanzar propósitos personales en nuestra vida, pero cuando estos no son alineados al Propósito Divino, entonces simplemente vivimos de forma común y simple como cualquier persona. Y sobre todo nuestra vida se reducirá a lo estándar como viven las demás personas.
Cuando vivimos nuestra vida dirigiendo cada área de nuestras vidas alineándolos al Propósito Divino nuestra vida será una vida relevante, por encima de del común denominador que vive quejándose por las circunstancias. Cuando una persona vive enfocada y alineando su vida en el Propósito Divino su forma de vivir el día a día cambiará. Quiero animarte a que disfrutemos juntos de Nuestra Serie de esta semana.

No hay comentarios: